El CSIC atribuye la condición de Unidad Asociada a “Comunidades microbianas de suelos”, de la UVigo 

A través de la MBG

  • Su objetivo es, durante los próximos tres años, estrechar la colaboración, entre la MBG y el Instituto de Agroecoloxía e Alimentación de la UVigo, en el estudio de la optimización del sistema suelo-comunidad microbiana-planta e implementar soluciones basadas en la naturaleza para la gestión sostenible de los ecosistemas agrícolas y forestales

Santiago de Compostela, martes 30 de enero de 2024. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que dispone de la figura de Unidad Asociada para colaborar con otras instituciones en áreas comunes a las de sus institutos, ha concedido, por Resolución de su Presidencia, esta condición, a través de la Misión Biológica de Galicia (MBG), a “Comunidades microbianas de suelos”, de la Universidade de Vigo (UVigo)

El investigador responsable de la Unidad Asociada es David Fernández Calviño, de la UVigo, y la investigadora responsable del CSIC con la Unidad Asociada es Montserrat Díaz Raviña, investigadora científica en la MBG y jefa del grupo Bioquímica y Calidad de Suelos.

El objetivo de la Unidad Asociada es estrechar la colaboración en el estudio de la optimización del sistema suelo-comunidad microbiana-planta e implementar soluciones basadas en la naturaleza para la gestión sostenible de los ecosistemas agrícolas y forestales.

La colaboración entre los grupos de ambas instituciones, que ahora se verá reforzada con la Unidad Asociada, se remonta a 2016, cuando el grupo Bioquímica y Calidad del Suelo inició una línea de investigación relativa a la dinámica de contaminantes emergentes, tales como los antibióticos. en suelos agrícolas y sus efectos sobre el sistema suelo-planta, con especial hincapié en la ecología microbiana. “Para ser más competitivos en esta línea iniciamos una colaboración con los grupos del Departamento de Biología Vegetal y Ciencia del Suelo de la Facultad de Ciencias de la UVigo (Campus Ourense) y del Departamento de Edafología y Química Agrícola de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Santiago de Compostela (Campus Lugo).

“Estos años hemos estado colaborando de forma fructífera, lo que se ha plasmado en la ejecución de dos proyectos nacionales de investigación coordinados (“Problemas ambientales derivados de la presencia de antibióticos de uso veterinario en el suelo y “Antibióticos de uso humano en zonas agrícolas tratadas con lodos de depuradora y estrategias de control usando bioadsorbentes: degradación y efectos en los microorganismos”). A estos proyectos se unen dos en curso: “Reducción de insumos (fertilizantes y pesticidas) e incremento de la biodiversidad del suelo en cultivo de patata. Estrategias naturales para la transición a una agricultura más resiliente y sostenible” e “Implicaciones ambientales y agrícolas de los nanoagroquímicos: nuevos retos hacia una producción alimentaria sostenible”. Todos están financiados en convocatorias de concurrencia competitiva del Plan Estatal”, explican David Fernández Calviño (UVigo) y Montserrat Díaz Raviña (MBG).

Los investigadores añaden que el reconocimiento de la Unidad Asociada permitirá “reforzar la capacidad investigadora de los dos grupos de investigación: Bioquímica y Calidad del Suelo (MBG), que ha venido desarrollando una larga trayectoria de investigación de excelencia en bioquímica, calidad y conservación de suelos, con especial énfasis en el manejo sostenible y la recuperación de suelos agrícolas y forestales; y el Departamento de Biología Vegetal y Ciencias del Suelo de la Facultad de Ciencias (UVigo), con una dilatada experiencia en los procesos de degradación, adsorción y desorción de contaminantes en suelos agrícolas de Galicia”. “La confluencia de estas líneas de investigación en ámbitos de estudio complementarios, reforzada por una multidisciplinaridad de los investigadores integrantes de estos dos grupos de diferentes instituciones, constituye una sólida base inicial para la Unidad Asociada”, concluyen.

Como ejemplo de lo que se inicia ahora destacan que “los equipamientos de investigación de cada grupo podrán obtener un rendimiento mayor, permitiendo abordar problemáticas de investigación más complejas, en un ámbito de trabajo más compartido, y de una manera más integrada. Además, se facilitará el intercambio de investigadores entre ambos grupos”.

El CSIC y las Unidades Asociadas

El Estatuto del CSIC establece como una de sus funciones “la colaboración con otras instituciones en el fomento y la transferencia de la ciencia y la tecnología, así como la colaboración con las universidades en las actividades de investigación científica y desarrollo tecnológico”. En este contexto, se enmarca la figura de “Unidad Asociada al CSIC”.

Las unidades susceptibles de tener esta figura son los departamentos, laboratorios, grupos de investigación u otras estructuras de I+D+i, pertenecientes a universidades, organismos de investigación, centros tecnológicos y cualesquiera otras instituciones o entidades de carácter público o privado, sin ánimo de lucro, que estén desarrollando actividades científicas o tecnológicas en áreas comunes, afines o complementarias a las de uno o más institutos del CSIC y mantengan con éste/os una relación estable de cooperación científica.

Las Unidades Asociadas están reguladas por Resolución de 28 de junio de 2017, del Consejo Rector de la Agencia Estatal CSIC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *